La diablada

La diablada

Cuando los mitayos, mineros nativos de la época, ensombrecidos por su triste destino que les condenaba a trabajar toda su vida en los socavones de las minas, en compensación a esos sufrimientos, encontraron en el mito del Supay o diablo, una esperanza de desahogo necesaria, de respeto al tío o diablo que es amo de los socavones y devoción a la Virgen del Socavón o Virgen de la Candelaria.

Pasar a otra imagen →

Documentos relacionados

Ahí atrás de la diablada, se ve la primera salita La diablada Zampoñeros Figura